07 Lo que la Biblia enseña acerca de la Salvación

Estudios Bíblicos

El hombre moderno vive centrado en sí mismo,  vivimos bajo el principio del placer, vivimos al nivel biológico de comer y disfrutar la vida. Todo lo que el hombre hace es para beneficio de sí mismo.

Vivimos en una era posmoderna, de avances tecnológicos, en la era del iPhone, de las videoconferencias del internet. Vivimos en la era de lo instantáneo, todo es rápido, comida rápida,  todo es desechable,  todo viene en  pildoras. 

Hay  pildoras para el estómago, para adelgazar, aún para engordar, todo lo queremos rápido, alivio instantáneo.  Realmente, quisiera agregar que hoy día,  el hombre moderno quiere un Dios Express, una iglesia que lo haga sentir bien,  una religión práctica acomodada donde yo voy con quién quiero,  y cuando quiero.

A  la gente no le importa el compromiso,  no les importan los principios,  no les importan que les enseñen la verdad o si  les enseñan. Simplemente, no quieren reglas, no quieren principios, no quieren normas, quieren vivir como ellos creen que deben de llevar la vida.

El hombre moderno ha tratado de erradicar a toda costa el concepto de culpa o de pecado.  Porque si no hay pecado no hay culpa, si no hay culpa, entonces ya no hay pecadores,  ¿porque sino hay pecadores que salvar para que necesito un Salvador? y ¿si no necesita un Salvador para que necesito un Dios?

¿Esta hora estamos hablando con alguien que ya se cansó de prometer y de no cumplir? Y sabes qué es lo peor que ya ni tú mismo crees en tus promesas,  ¿o será que tus promesas son simples telas de araña te cuesta un montón hacerlas, pero que con un dedo con un soplo se acaba y se destruyen?

¿O sea que pareciera que estás venciendo, pero cuando tú sientes después de una semana,  quince días vuelves a caer en aquello que prometiste que no ibas a volver a hacer?  y ahora,  ya no quieres volver a hacerlo.  ¿ O eres alguien que vive la vida loca,? Ya probaste de todo,  querías ser feliz,  pero sólo encontraste sexo, licor y drogas.

 Buscas placer para mitigar tu vacío y dolor vives una vida, que no es vida y ¿ya perdiste la esperanza de ser feliz? ¿Amigo, vives una pesadilla en tu vida?  ¿Tu hogar se arruinó? ¿Tu hijo está perdido? ¿tu mismo ya no crees en ti, que ya perdiste la esperanza de ser feliz? ¿sientes que has nacido para perder?, ¿te sientes un fracasado y ya no esperas un futuro mejor?, ¿te deprime la crisis, la violencia y la inseguridad?  

Results

#1. . ¿Cuál es la consecuencia final del pecado? (Romanos 5:12, 6:23) ? Romanos 5:12 Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron. Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.

#2. ¿Puede el hombre resolver el problema del pecado? (Jeremías 2:22) ? Jeremías 2:22 Aunque te laves con lejía, y te frotes con mucho jabón, ante mí seguirá presente la mancha de tu iniquidad —afirma el Señor omnipotente—.

#3. ¿Qué provisión hizo Dios para salvar al hombre? (S. Juan 3:16) ? San Juan 3:16 »Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. 1

#4. ¿Cómo describió Jesús su misión? (S. Lucas 19:10) ? Lucas 19:10 Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

#5. ¿Cometió Jesús algún pecado? (Hebreos 4:15, 1 Juan 3:5) ? Hebreos 4:15 Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. 1 Juan 3:5 Pero ustedes saben que Jesucristo se manifestó para quitar nuestros pecados. Y él no tiene pecado.

#6. ¿Cómo pagó Jesús la deuda del hombre? (Isaías 53:3-7, Juan 1:29). ? Isaías 53:3-7 Despreciado y rechazado por los hombres, varón de dolores, hecho para el sufrimiento. Todos evitaban mirarlo; fue despreciado, y no lo estimamos. 4Ciertamente él cargó con nuestras enfermedades y soportó nuestros dolores, pero nosotros lo consideramos herido, golpeado por Dios, y humillado. 5Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados. 6Todos andábamos perdidos, como ovejas; cada uno seguía su propio camino, pero el Señor hizo recaer sobre él la iniquidad de todos nosotros. 7Maltratado y humillado, ni siquiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abrió su boca. Juan 1:29 Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: «¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

#7. ¿Qué acto aseguró nuestra salvación? (1 Corintios 15:20-22) ? 1 Corintios 15:20-22 Lo cierto es que Cristo ha sido levantado de entre los muertos, como primicias de los que murieron. 21De hecho, ya que la muerte vino por medio de un hombre, también por medio de un hombre viene la resurrección de los muertos. 22Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir,

finish

¿QUE DEBO HACER?

1. Creer en Jesús (Hechos 16:30-32).

2. Aceptarlo como único Salvador (Hechos 4:12)

3. Abrirle la puerta del corazón (Apocalipsis 3:20)

DATOS PERSONALES LECCION 7 - LA SALVACIÓN
MI RESOLUCIÓN

Creo que Jesús murió por mí. Lo acepto como mi único Salvador. Le entrego mi vida y mi corazón

MI DECISIÓN *
INFORMACIÓN
PERSONAL DEL ESTUDIANTE

ESTUDIO ADICIONAL 

– El pecado y sus terribles consecuencias. Todos los seres humanos han pecado (1 Juan 1:8). El pecador queda bajo la servidumbre de Satanás (2 Pedro 2:19). La suerte final del pecador es la muerte (Romanos 6:23). El pecador no puede hacer nada por sí mismo para salvarse (Jeremías 2:22).

– Un plan de amor. El plan de salvar al hombre por Cristo fue concebido desde la eternidad (2 Timoteo 1:9; Efesios 3:8, 9).

– Jesús es el único Salvador. El apóstol San Pedro declaró que Jesús es el único Salvador (Hechos 4:12). ¿Cómo nos salvó Jesús? veamos siete actos redentores:

1.     ENCARNACIÓN. Jesús siendo Dios se hizo hombre (Juan 1:14; Gálatas 4:4; Hebreos 2:14).

2.     VIDA SIN PECADO (Hebreos 4:15; 1 Juan 3:5; 1 Pedro 2:22).

3.     MUERTE VICARIA (1 Pedro 2:24; 1 Timoteo 1:15; Romanos 5:8).

4.     RESURRECCIÓN (Romanos 4:25; 1 Corintios 15:13, 14).

5.     ASCENSIÓN A LOS CIELOS (1 Timoteo 3:16).

6.     INTERCESIÓN o MADIADIOR (1 Timoteo 2:5; Hebreos 7:25).

7.     ADVENIMIENTO (Hebreos 9:28). 

– Somos salvados por gracia. La salvación es concedida en forma gratuita (Romanos 3:24; Efesios 2:8). Para obtener la salvación hay que creer en Jesús (Hechos 16:30, 31 ; Hebreos 4:16). 

EL PLAN DE SALVACIÓN 
Si un niño cae en un precipicio, su padre seguramente hará todo lo posible por sacarlo. Si el niño es raptado, su padre pagará cualquier suma por rescatarlo. Si está enfermo, contratará el mejor médico y comprará todas las medicinas. Dios perdió a sus hijos. Estos cayeron en el abismo del pecado. Fueron raptados por Satanás. Quedaron enfermos por el pecado. Pero Dios, como un buen padre, tomó las medidas para salvarlos. La rendición de la humanidad costó nada menos que la sangre preciosa de Jesús (1 Pedro 1:18, 19).

El plan de Salvar al hombre, es un plan de amor (1 Juan 3:16). Consistía en que Dios daba a su Hijo (S. Juan 3:16), el Hijo venía a buscar lo que se había perdido (S. Lucas 19:10), y daba su vida como precio del rescate por el pecador (1 Timoteo 2:6).  

JESÚS SALVADOR, ÚNICO Y SUFICIENTE Si estamos enfermos podemos elegir cualquier médico, incluso cambiar de facultad. En la enfermedad del pecado, sólo el Médico que puede salvarnos es Cristo. «Y en  ningún otro hay salvación; porque no otro nombre [fuera de Cristo] bajo el cielo dado a los hombres, en que podamos ser salvos» (Hechos 4:12).  

SOMOS SALVADOS GRATUITAMENTE LA GRACIA DE DIOS  

Ningún tesoro podría pagar el don de de la salvación. Por eso, Dios concede salvación gratuitamente. «En quien ten redención por su sangre, el perdonó nuestros  pecados según las riquezas de su gracia (Efesios 1:7). «Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros pues es don de Dios» (Efesios 2:8). Pero debemos creer en Jesús y tener fe en Su poder   para salvarnos (Hechos 16:31; Romanos 5:1).  

EL FIN DEL PECADO  

No quedará raíz ni rama del pecado (Malaquías 4:1). La tierra será purifica Pedro 3:10). Todas las cosas serán renovadas (Apocalipsis 21:5). La maldición y el pecado no tendrán más lugar (Apocalipsis 22:3). 

CITAS SOBRE LA SALVACIÓN

«Creemos firmemente que el Padre tanto al mundo que le entregó su propio Hijo para salvarlo. Por medio de ese mismo Hijo suyo, nos libró de los lazos del pecado a fin de que pudiéramos ser llamados hijos Dios, y serlo realmente». «Pues solamente Cristo es el mediador y el camino a la  salvación» (Los documentos del Vaticano II Pág. 23).  

«El corazón de Dios suspira por sus terrenales con un amor más fuerte que la muerte. Al dar a Su Hijo nos ha vertido el cielo en un don. La vida, la muerte e intercesión del Salvador, el ministerio de los ángeles, las súplicas del Espíritu Santo al  Padre que obra sobre todo y por todo, el interés incesante de los seres celestiales todos movilizados en favor de la redención del hombre» (E. G. de White, El Camino a  Cristo, Pág. 21).  

ILUSTRACIÓN

Un noble romano era perseguido por sus enemigos. Para salvarlo, uno de los  siervos que lo amaba mucho, cambió sus vestidos. En la noche sus perseguidores lo capturaron y mataron. Pero el salvó su vida. Lo mismo hizo Jesús. Se vistió con  nuestros harapos de injusticia y se dio si mismo por nosotros.