En Guatemala, la Iglesia Adventista inicia distribución de alimentos a miles de familias adventistas

Nacionales

2 de abril de 2020 | Ciudad de Guatemala, Guatemala | Gustavo Menéndez, UG.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Guatemala comenzó a distribuir bolsas de alimentos a más de 4,500 familias de miembros de iglesia que se han visto más afectados por las regulaciones de la cuarentena nacional que los limitan de ir a trabajar para proveer para sus familias.

“Debido al decreto del gobierno sobre las medidas de la cuarentena y los límites de horarios que se han implementado, el país parece estar paralizado, el temor se ha apoderado de nuestras comunidades y algunos productos escasean, mientras que las personas se han visto confinadas a sus hogares para contener la diseminación del COVID-9”, dijo el pastor Guenther Garcia, presidente de la Iglesia Adventista en Guatemala. “La crisis se intensificará, porque para este mes se han planificado otros treinta días de confinamiento, lo que hace muchos no puedan salir a ganar dinero para alimentar a sus seres queridos”.

Bolsas preparadas de alimentos son apiladas en una camioneta, listas para ser distribuidas a decenas de familias en la zona noroeste de Guatemala. Las bolsas contienen arroz, frijoles, harina de maíz, sal y azúcar. [Fotografía: Unión Guatemalteca]
Cada una de las ocho asociaciones y misiones han identificado a los que sufren mayor riesgo de verse afectados por el coronavirus y que tienen bajos ingresos, y los miembros de iglesia mayores de 60 años en la misma condición, que dependen de vender diariamente en el mercado, explicó Gustavo Menéndez, director de comunicación de la iglesia en Guatemala.

Muchas familias de las regiones norte,  sur, oriente, de la zona metropolitana y del oeste recibieron bolsas de alimentos con arroz,  frijoles, harina de maíz, aceite, sal y azúcar, explicó Menéndez. La distribución del 25 de marzo llevó a los líderes de la iglesia y a los miembros voluntarios a preparar cientos de bolsas de alimentos para las familias necesitadas.

Juan Segura, un miembro de la tercera edad  de la iglesia adventista Chal en Petén, en el norte de Guatemala, estuvo entre las varias familias que se beneficiaron de las bolsas de alimentos la semana pasada. “Gracias por este regalo de nuestros hermanos, porque sabemos que el amor de Dios se manifiesta de esta manera, dijo Segura.

Un joven miembro de iglesia de la Asociación Metropolitana  de Guatemala entrega una bolsa de alimentos preparado especialmente para las familias adventistas necesitadas. [Fotografía: Unión Guatemalteca]
“Este es tan solo el comienzo de la distribución de artículos a más de cuatro mil familias, dado que la crisis proyectada comienza a mostrar sus efectos más y más en las próximas semanas”, dijo Menéndez. El financiamiento de las bolsas de alimentos es cubierto entre la sede de la unión, las asociaciones y misiones y las iglesias locales, explicó.

Hasta el momento, el gobierno ha declarado que más de 2,5 millones de personas se encuentran en riesgo durante la crisis del coronavirus en Guatemala. Han habido 70 personas afectadas por el COVID-19, tres  muertos y quince personas que se recuperaron por completo, según un informe nacional.

Una miembro de iglesia sostiene su bolsa con alimentos, durante la distribución del pasado 25 de marzo en Zacualpa, Quiché, en Misión del Altiplano  de Guatemala. [Fotografía: Unión Guatemalteca]
Q

La iglesia espera ayudar a los más afectados de la comunidad por medio de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) en las próximas semanas en coordinación con las autoridades del gobierno.

Para saber más sobre la Iglesia Adventista y sus iniciativas en Guatemala, visite adventistas.org.gt

Traducción de Marcos Paseggi

Leave a Comment